Las fundaciones, una vía de ayuda para los niños

Los niños representan el futuro, y hay que cuidarlos y protegerlos de la violencia, el hambre y la pobreza. Hay que desarrollar labores de prevención y respuesta a la violencia, luchar contra la explotación y el abuso contra niños y niñas, contra la explotación sexual, la trata, el trabajo infantil y prácticas tradicionales perjudiciales.

Las fundaciones son una vía de ayuda para los niños. La fundación ANAR es una de ellas, ayuda a los niños y adolescentes en riesgo. Esta es una organización sin ánimo de lucro, y su surgimiento fue en 1970. Desde su nacimiento se dedica a la promoción y defensa de los derechos de los niños y adolescentes en estados de riesgo y desamparo.

 

Esta defensa se realiza a través de proyectos que se desarrollan en España y Latinoamérica. La Fundación lleva trabajando desde siempre con los Hogares ANAR, que son hogares de acogida para niños y adolescentes que no tienen familia ni hogar.

El objetivo de los Hogares ANAR es hacer todo lo posible para que los niños superen sus conflictos individuales y regresen a sus hogares sanos física y mentalmente. De ahí que el Departamento de Trabajo Social de esta fundación tenga un plan de ayuda no solo para los niños atribulados, sino también para sus familias. Pues no se hace nada si se trabaja solo con el niño y no con la familia.

Lo ideal es que el niño llegue a un ambiente cargado de comprensión, amor, respeto. Un hogar en el que no se violen los derechos de los niños, y respeten su derecho a estudiar, ser felices y vivir en un ambiente armonioso.

La visión de esta fundación es construir un mundo en el que los niños y adolescentes tengan derecho a ser escuchados, atendidos, queridos y respetados.

Y es que los niños son el sector más vulnerable de la sociedad, de ahí que haya que tener especial atención para con ellos.

Los programas de protección de la infancia de UNICEF dirigidos a los niños y niñas también son muy importantes. Se trata de que en todos los países se aprenda a respetar el derecho de la infancia a la protección, y la necesidad de respetar sus derechos.

Los niños y niñas que han sufrido abuso, violencia, explotación y abandono, así como aquellos que corren peligro de muerte, enfermedades físicas y mentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *